Una visita en las puertas abiertas del colegio Creanova en Sant Cugat

creanova

Buscando colegios para mi hija de P3 para mi fue obligatoria la visita en el colegio de educación basada en “aprender a aprender” y “learning by doing” en Sant Cugat – Creanova. Os voy a contar un poco con palabras y fotos mis impresiones. Tal como siempre digo, es una opinión y punto de vista personal, en el mundo hay tantas opiniones como personas.

En otras publicaciones os conté sobre mis visitas en algunos colegios públicos de Sant Cugat y también sobre la visita de unos colegios concertados.

La educación “Learning by doing” representa un método donde el niño guía su propio proceso de aprendizaje, se fomenta la autonomía, autoestima y capacidad de organizarse. Se ofrece al niño los recursos para desarrollar todas las competencias, desde su toma de decisiones con respecto a las diferentes propuestas de actividad simultáneas. En las aulas no hay la estricta separación por edad, así los niños se ayudan uno al otro, aprenden uno del otro. Hay momentos exclusivos del grupo de infantil y otros que comparten espacios y actividades con primaria.

Tampoco hay un agenda estricto por curso; los niños se apuntan solos a las actividades y talleres, o sea solos “construyen” su plan del día. Cuanto mas mayores son, con mas antelación se tienen que apuntar a los talleres. Esto les enseña la capacidad de organizar y planificar. La tutora de su curso va controlando que no haya niños que hagan por ejemplo solo matemática o solo historia y les va orientando.

Los talleres son prácticos, no clases teóricas, en los cuales el alumno participa activamente. Se trabajan los mismos conocimientos que en una escuela tradicional, pero de forma práctica.

Una cosa que a mi personalmente me gusta mucho en su filosofía: no se castiga, se viven consecuencias. Por ejemplo: si te has puesto mucha comida a la hora de comer en el comedor, te la tienes que acabar. Si no te has apuntado a tiempo al taller que te gusta, a lo mejor está lleno y tienes que apuntarte a otro que te gusta menos.

Los exámenes son de auto-evaluación, a partir de sexto de primaria. Los entregan al tutor/a y se lleva un registro del trabajo realizado por cada alumno, orientándoles para trabajar todas las áreas.

La cantina contiene un 70 % de comida ecológica. Se hacen talleres de cocina cada semana.

Una duda que tuvieron una mayoría de los padres presentes en la visita: estará mi hijo preparado para la selectividad al final del bachillerato? Si, en el último año de bachillerato se preparan los alumnos/as con los tests de selectividad.

Precio: 580 + 6,5 euros al día de comedor. Horario: con acogida desde las 8:30 hasta las 15 o a las 16:30. Después hasta las 17 con acogida. Los viernes, que se termina siempre a las 15:00, acogida hasta las 17:00.

 

Facebook Comments

Deja un comentario